biodiversidad

Naturaleza, Opinión, Sin categorizar, Sostenibilidad

Ciudad verde, naturaleza domesticada

Reconozcamos que no sabemos convivir con otras especies. Reconozcamos que sólo nos sentimos cómodos en un verde conocido, controlado, diseñado, armónico y desparasitado. No pasa nada, es así. Y cuando deseamos encontrarnos con el verde más auténtico, salimos de la ciudad y nos refugiamos en los bosques y prados, o conquistando una cumbre. Entonces el desorden es bienvenido, porque no está allí cada día, porque es anecdótico y, por lo tanto, no hay que acostumbrarse a él.
leer más +

5 octubre 2017