Logotipo Quincalla

Cápsulas monodosis, una opción sostenible para la limpieza del hogar

¿Y si compramos sólo jabón?
Todo está calculado. Es la dosis justa. Ni más ni menos. No hay que medirla, no es necesario controlar el pulso para no echar demasiado, basta con escoger una y dejarla caer. E incluso, si no tienes nada más que hacer, quedarte mirando como aquella cápsula se deshace soltando el fluido que contiene … ¿De qué estoy hablando? Parece emocionante y lo puede llegar a ser. ¡Me refiero a una cápsula de jabón para fregar el suelo de casa! ¿Cómo? 

 

De los detergentes a granel a las monodosis
Hasta ahora, en nuestros hogares, las monodosis de detergentes han quedado relegadas al mundo de los lavavajillas y las lavadoras, sin embargo, ¿y el resto? Si lo que necesitamos es el jabón para lavar el suelo, para limpiar los cristales, etc. ¿por qué compramos cada vez el envase que lo contiene y lo tiramos cuando ya no lo necesitamos?

Goccia Verde ha sido y es mi opción hasta ahora (escribí un post al respecto en 2015: Comprar jabón ecológico a granel ya es una opción de consumo, sólo en catalán). Rellenar siempre el mismo envase con lo que necesitas. Productos para pieles sensibles, poco impactantes a nivel ambiental y a granel. Esta es la clave. Hasta aquí todo suena bien pero, la verdad, es que no siempre resulta práctica esta opción. Los detergentes, con diversos fines, no se utilizan al mismo ritmo y, por lo tanto, hacer coincidir un viaje a la tienda para rellenarlos todos de golpe no siempre es posible. Y, finalmente, acaba convirtiéndose en una gestión complicada de mantener. A pesar de ser partidaria de comprar poco a poco y de organizarse para poder dedicar una hora y pico o más para llenar el armario de los detergentes, también soy partidaria de opciones igualmente sostenibles, saludables, pero también accesibles, cómodas e , incluso, más asequibles. Ya que aunque comprar a granel debería ser más económico (ya que no estamos pagando cada vez el envase), lo cierto es que no siempre resulta así ya que en muchos casos los productos a granel acaban siendo más caros (asunto digno de otro post).

¿Y si en lugar de tener que ir a ninguna parte, lo que hacemos es utilizar siempre el mismo envase, lo llenamos de agua y le dejamos ir la cápsula correspondiente? Y aún mejor, ¿y si la cápsula se tira directamente al cubo de fregar? Naturalmente que las cápsulas, para llegar de la fábrica a casa tienen que viajar en algún tipo de envase pero el uso de materiales y el peso final de dicho envase no es comparable. Se pueden transportar muchos más en un camión y, en algunos casos, incluso estos materiales son de muy bajo impacto.

El sector de la restauración y de los hospitales, entre otros, así como el de grandes equipamientos, ya utilizan este formato de monodosis, al que han tenido acceso por lógicas industriales y de uso final (no hay marketing ni gran packaging asociado , como en el caso del consumidor final). Ahora, esta lógica se está trasladando al sector del consumo cotidiano y no mayorista. Por fin.

 

Dosis justas de jabón ecológico
La primera vez que oí hablar sobre este formato fue mientras era jurado de los Premios Ecodiseño de Catalunya 2017, en el que la propuesta de Proquimia S.A con su Sistema Ecoxop recibió una de las tres menciones. Me pareció una gran alternativa en cuanto al rediseño de envases de jabón ya que no se limita a mejorar los materiales o el tamaño del packaging ya existente, sino que lo cuestiona y piensa en clave de sistema y no únicamente de producto. Si lo que queremos, finalmente, es limpiar nuestra casa … hay que pensar los productos para que nos hagan posible obtener este servicio final, y no al revés. Proquimia fabrica materia prima para Careli, que cuenta con la gama de productos de Flopp. Monodosis de jabón (que se pueden encontrar en algunos grandes supermercados o bien de manera online) que también ofrecen productos ecológicos con ecoetiqueta, tanto para lavavajillas como para lavadora y jabón para fregar el suelo; y que al consistir sólo en el jabón concentrado necesario ocupan poco espacio y pesan poco (aspecto también clave en cuanto a su transporte, como ya se ha citado). Además, Careli rompe con la discriminación de género en su comunicación; y facilita información al respecto al consumidor final, también con una importante aparición en redes sociales (Instagram, Facebook y Twitter) que conecta con una parte importante de los consumidores finales.

Estas monodosis de jabón es que están cubiertas por un film hidrosoluble que al entrar en contacto con el agua desaparece en cuestión de minutos sin dejar restos en el agua. Se trata de un alcohol polivinílico (PVOH). Para registros Ecolabel este film no se considera un envase sino un ingrediente de la propia fórmula, del propio ‘pack-jabón’, considerado como biodegradable según el ensayo OECD 301F.

Cuando ya conocía la propuesta comercial de Careli (concretamente la gama Flopp) visité un pequeño espacio expositivo en Cosmocaixa sobre Economía Circular y uno de los ejemplos era la limpieza del hogar. Y el ejemplo que ponían no era Careli (empresa catalana) sino Splosh (empresa extranjera, no sé de dónde, no entiendo como cuesta tanto encontrar dónde se ubican las empresas), con una lógica similar pero que trabaja con envíos por correo de las monodosis, después de una primera entrega de los envases. La idea es facilitar el acceso al máximo al consumidor, que no tiene que moverse de casa para recibir los productos ya que los repuestos caben directamente en el buzón de casa. Sin embargo, el envío por correo de materiales líquidos se encuentra bajo legislación (debe ser no ADR para considerarse no peligroso para transporte). Este aspecto supongo que Splosh debe tener bajo control.

No olvidemos tampoco que la apuesta por productos locales también contribuye, y mucho, a reducir su impacto ambiental. Por lo tanto, un primer paso es apostar por productos locales ya que muchas veces los ecológicos provenientes de lugares lejanos acaban suponiendo una huella de carbono superior.

 

Pero antes de comprar jabón, pensemos…
Pero como en todas las reflexiones previas a adquirir un producto, en este caso deberíamos pensar si realmente necesitamos limpiar tanto o si hace falta tanta variedad de productos, o si incluso podemos fabricar en casa algunos de estos productos. En este número 15 d’Opcions. Consum de sabó, gel i xampú se dan muchas pautas al respecto que no hay que perderse. Y como siempre digo, muchas veces la mejor alternativa final no debe responder a una única fórmula, sino que resulta  de la suma de varias opciones:

  1. Limpiar menos.
  2. Hacer nuestro jabón en algunos usos concretos.
  3. Goccia Verde para algunos jabones como los polvos de la lavadora (venta a granel).
  4. Careli (en supermercado o bien online) para el resto.

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *