Logotipo Quincalla

Análisis de ciclo de vida de la mochila Solapa (X3M) de Back to eco

¿Quién no ha tenido nunca un estuche hecho con tejano? ¿O una bolsa? ¿Quién no ha cortado un tejano largo para aprovecharlo en verano y con las telas sobrantes ha hecho trajes a muñecas y otros elementos decorativos? Se trata del tejano (también conocido como denim), un tejido popular popular, sobre todo, por su uso en la confección de pantalones dado su gran resistencia y atractivo.

En el caso de By my eco, la asociación que diseña, fabrica, comercializa y distribuye este producto tiene claro que su materia prima es uno de sus puntos fuertes: reaprovechar un material como el tejano, de gran resistencia y durabilidad, pero que muchas veces acaba en el vertedero dado que la pieza de la que formaba parte (un pantalón, una falda, una chaqueta …) ya no son de utilidad para el usuario. Pero, como ocurre en muchos otros productos que acabamos tirando, los materiales de los que están hechos podrían tener una vida mucho más larga. En muchos casos se trata de materiales de gran calidad, que han consumido mucha energía y recursos durante su fabricación y que por lo tanto habría que usar el máximo para amortizar ‘sus costes de partida. No somos conscientes de la gran cantidad de recursos y energía que se consumen antes de que los productos lleguen a las tiendas; despreciando materiales que podrían ser útiles durante mucho más tiempo.


Este es el caso de los productos de By my eco, que se centran en la primera y segunda fase del ciclo de vida de sus productos: el concepto y los materiales. En cuanto al concepto, By my eco piensa sus productos de principio a final, incorporando elementos de gran valor añadido y de impacto social. Por otro lado, con respecto al material principal de los productos de By my eco, el tejano, al ser este reutilizado realiza una múltiple función:

  • Aprovecha un material ya existente, por el que se han consumido recursos y energía.
  • Prolonga la vida útil del tejano.
  • Evita el uso de otra materia prima que volvería a impactar para su fabricación (por ejemplo, un denim de primera mano o un algodón también nuevo).
  • Realiza una función sensibilizadora, poniendo sobre la mesa la necesidad de reflexionar sobre qué consumimos, de dónde proviene lo que usamos, si podemos o no alargar su vida útil, como, etc.
  • Impacta a nivel social, introduciendo en ‘la ecuación’ el factor humano (habitualmente, poco presente en el diseño de productos), dando trabajo a personas en riesgo de exclusión social. Además, también se realizan talleres y charlas de carácter educativo y colaborativo.

El equipo de By my eco, que desde 2013 trabaja para hacer posible una transformación social a partir de un producto concreto, tiene claro que su impacto es positivo tanto a nivel ambiental como social. Pero, realmente, ¿cuál es el impacto ambiental de sus productos? A nivel cuantitativo, ¿cuál es el impacto ambiental que minimiza en comparación con una bolsa fabricada con otros materiales?

Hasta ahora By my eco ha trabajado en base a su intuición, el sentido común. Naturalmente, ha tenido en cuenta factores económicos, pero y los ambientales? Por este motivo la asociación decidió encargar una valoración cuantitativa que les permitiera evaluar sus procesos actuales así como posibles cambios o mejoras. Se trata del presente ACV Bymyeco informe final_oct2017_2.

Una manera de entender si la mochila solapa X3M impacta mucho o poco es compararla con el impacto de una mochila con las mismas características pero donde el material de base, el denim reutilizado, lo cambiamos por uno de primera mano o por algodón. En caso de que la mochila X3M hubiera sido fabricada exactamente de la misma manera pero en lugar de utilizar tejano reutilizado hubiera usado algodón de primera mano, la huella de carbono hubiera sido un 173,90% superior (o lo que es lo mismo, más del doble) y la demanda energética, un 134,04% superior. Es aquí donde se ve como el uso del tejano reutilizado como materia prima es un elemento definitorio de la marca By my eco que además se refleja en una disminución considerable de su impacto ambiental. En caso de que la mochila X3M hubiera sido fabricada exactamente de la misma manera pero en lugar de utilizar tejano reutilizado hubiera usado denim de primera mano, la huella de carbono hubiera sido un 96,75% superior y la demanda energética, un 123,73% también superior. En este caso la diferencia no es tan grande, pero no deja de ser muy significativa.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *